5 alimentos naturales para compensar los excesos de Navidad

Alimentos naturales: arándanos

Se acabaron las fiestas, ha comenzado un nuevo año y qué mejor momento que éste para hacer nuestra lista de nuevos objetivos. Una lista en la que no suelen faltar dos propósitos: ir al gimnasio y comenzar una dieta. Suena a tópico, y de nada sirve comenzar con mucha fuerza y abandonar pronto el camino. Por eso, nuestra recomendación es que evitéis dietas estrictas que resultan difíciles de cumplir y que en cambio optéis por una alimentación equilibrada y por seleccionar alimentos naturales y de calidad.

Ir introduciendo determinados alimentos y adquirir poco a poco ciertos hábitos es lo que nos ayudará a que la dieta de este año no termine junto con el mes de enero. Y si son alimentos ecológicos, mucho mejor. Hemos seleccionado 5 alimentos naturales -quizá poco habituales en nuestras comidas- que podemos incorporar a nuestra dieta y que nos ayudarán a compensar los excesos que seguramente hemos cometido en las fiestas:

Nueces

Hemos dicho adiós a turrones y demás dulces, ¿pero quién dice que no podamos seguir comiendo frutos secos? Las nueces son un alimento rico en ácidos grasos Omega 3, con propiedades para reducir el colesterol y mejorar la circulación.Comer unas tres o cuatro nueces al día no sólo es bueno para nuestra salud, sino que además nos ayudará a saciar algunos antojos. Mezcladas en ensaladas o con lácteos quedan perfectas; aquí podéis comprar nueces ya peladas y en trozos.

Cúrcuma

Esta especia se ha puesto bastante de moda últimamente y no sin motivo, pues un potente antiinflamatorio natural. La cúrcuma tiene la propiedad de reducir la acidez de estómago y mejorar la digestión, además de aliviar los gases. También es un buen protector del hígado. En nuestra tienda puedes encontrar cúrcuma de 30 gr y cúrcuma de 80 gr.

Quinoa

Otro alimento que ha ido ganando popularidad, una semilla o pseudocereal rico en proteínas, fibras y ácidos grasos saludables. La quinoa también es fuente de minerales, pues nos aporta potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc. Es perfecta para ensaladas o sopas, pero si no os convence tomarla así, probad estas galletas de cacao y quinoa.

Arándanos

El fruto antioxidante por excelencia, bajos en azúcar, ricos en flavonoides y con propiedades antibacterianas. Los arándanos se pueden tomar al natural, en zumos o batidos o en mermelada. Una buena opción también es tomarlos deshidratados; podéis comprarlos aquí: arándanos rojos deshidratados.

Jengibre

El uso del jengibre cada vez está más extendido, y no sólo por su sabor especial e inconfundible, sino porque sus aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos nos otorgan muchos beneficios. Fresco, disecado, en polvo… tenemos muchas posibilidades de incoporar el jengibre en nuestras comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *