Consejos para evitar el desperdicio de alimentos y ahorrar en la compra

evitar el desperdicio alimentario

A principios de 2016, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente presentó las cifras del desperdicio de alimentos en los hogares españoles, unos resultados que indicaban que cada año se tiran a la basura más de 1.325 millones de kilos de comida. La estrategia institucional “Más alimento, menos desperdicio” tiene precisamente el objetivo de reducir esa cantidad… ¿pero qué podemos hacer nosotros en el día a día y en nuestro hogar para contribuir a ello? En este artículo os damos algunas claves para evitar desperdiciar alimentos a la vez que ahorramos en nuestra compra.

  • Guardar y conservar los alimentos de la forma adecuada. Almacenar cada producto donde corresponde ayuda a que estos no se deterioren y permanezcan Sobre todo en este caso nos referimos a productos frescos como frutas, verduras, carnes, pescados, fiambres, quesos…
  • Planificar el menú semanal. Pensar en los platos que cocinaremos durante la semana nos ayuda en gran medida a hacer una compra más coherente y ahorrativa, ya que nos permite calcular los diferentes ingredientes y cantidades que necesitaremos.
  • Hacer una lista de la compra acorde a nuestro plan y revisando antes lo que aún tenemos en el frigorífico y la despensa. Ir al supermercado sin una lista o sin tener claros los alimentos que necesitamos no sólo va a hacer que olvidemos productos, sino lo opuesto: que compremos de más.
  • Aprovechar los productos ya empezados para preparar nuevos platos. No se trata de comer siempre lo mismo, sino de echar un poco de imaginación y cocinar platos diferentes utilizando ingredientes que ya tengamos en casa.
  • Guardar las sobras para comerlas al día siguiente o congelarlas para otro día.
  • No comprar más cantidad de comida de la que objetivamente somos capaces de comer. ¿Cuántos somos en casa? ¿Comemos fuera a menudo? ¿Cuántas veces podemos ir al supermercado al mes? Plantearse este tipo de cuestiones nos ayuda a organizarnos.
  • Tener en cuenta la fecha de caducidad. ¿Tenemos productos en casa que van a caducar pronto? Nuestro consejo es consumirlos primero y organizar la dieta semanal tratando de incluirlos.
  • Comprar frutas y verduras de temporada. Estos productos están en su mejor momento y sus precios son más bajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.