Integral, sin grasa, sin azúcar… el engaño de los “alimentos saludables”

tienda ecológica de alimentos saludables

La concienciación sobre la importancia de la dieta ha llenado los supermercados de supuestos alimentos saludables. Sin grasa, sin gluten, sin azúcar, integrales… Pero, ¿son realmente saludables? ¿Se trata de opciones realmente beneficiosas para la salud, o de simples estrategias de marketing? Hoy, ¡lo descubrimos!

Alimentación ecológica | Productos sin grasa

Galletas, yogures, helados… Cada vez hay más productos que anuncian entre sus supuestas virtudes el hecho de no tener grasa. Esto tiene diversos problemas:

  • El primero es considerar que la grasa es, por definición, mala, cosa que no es cierta: el organismo necesita grasas para funcionar correctamente. Los productos que se anuncian como 0% MG no sólo no tienen grasa mala, como la saturada, sino que tampoco tienen de la buena, como la monoinsaturada, útil para luchar contra el colesterol.
  • Otro problema es creer que si son bajo en grasas quiere decir que no engordan y que, por tanto, podemos comer más cantidad, cuando la realidad es que el hecho de que no tengan grasa, o tengan poca, no quiere decir que no tengan calorías.
  • Estos productos tienen un tercer problema, mucho más importante que las calorías. Los alimentos sin grasa son insípidos, no tienen sabor. Y si no saben a nada, no los volveremos a comprar. ¿Cómo soluciona la industria este problema? Pues añadiendo dosis extra de sal, aceites vegetales refinados y, sobre todo, azúcar. Por eso acaban teniendo muchas calorías, y por eso pueden acabar siendo menos saludables que los productos normales.

Alimentación ecológica | Productos integrales

Durante décadas, sólo los pueblos consumían pan integral. La inmensa mayoría de la población quería pan blanco, porque lo asociaba a un estatus socio-económico más alto. En los últimos años, el aumento de la concienciación sobre la importancia de los alimentos saludables, la dieta y la voluntad de dejar de lado los productos industriales en beneficio de los naturales ha hecho que mucha gente recupere los alimentos integrales, no sólo el pan, sino también la pasta, el arroz o los cereales. Es verdad que los productos integrales nos llenan más que los refinados, cosa que nos puede ayudar a reducir la dosis. También es cierto que, como tienen más fibra, ayudan a prevenir algunas enfermedades. En cambio, no es cierto que, por sí mismos, los alimentos integrales nos ayuden a perder peso. Si son industriales, suelen tener mucha sal, grasas hidrogenadas y azúcar refinado.

Pero el principal problema con los alimentos integrales es muy simple: saber si realmente lo son. Los supermercados están llenos de falsos integrales, alimentos normales a los que se les ha añadido algún producto natural (como la melaza) o químico para que tengan un color más oscuro. Para ser realmente integral, el pan tiene que estar hecho con harina integral. Es difícil que tenga un 100%, pero cuanta más mejor.

En nuestra tienda online de productos ecológicos contamos con la mejor selección de panes elaborados de forma artesanal con ingredientes naturales: harina de cereales de cultivo ecológico, sal marina, agua depurada y levadura madre.

Alimentos saludables vs productos “Light”

La misma concienciación que nos lleva a alejarnos de los productos sin grasa, nos hace optar por productos sin azúcar. Y, también aquí, la industria ha reaccionado llenando las estanterías de productos que dan a los consumidores aquello que buscan. Pero las apariencias engañan, y el engaño empieza por el nombre. Para ser “light” un producto sólo ha de tener un 50% menos de azúcar que otro normal. Puede parecer una reducción considerable, pero teniendo en cuenta la elevada cantidad de azúcar con la que se elaboran los alimentos, este 50% nos deja en un nivel todavía muy alto.

Otro paradigma es el de los productos “sin azúcares añadidos”, una nueva moda. No tienen azúcares añadidos, pero sí una cantidad de toda clase de edulcorantes como el sorbitol, que hace que acaben teniendo las mismas calorías que los productos normales. Además, los productos “light” suelen tener más grasas saturadas, una estrategia que busca compensar la falta de sabor.

Sabemos que gozar de más o menos salud depende, en gran medida, de lo que comemos, lo que quiere decir que la salud empieza en los pasillos de los supermercados. Saber comprar bien, saber escoger los alimentos saludables correctos, se ha convertido en un hecho muy importante. En Huerto del Sol hacemos esa selección por ti, contamos con una amplia selección de alimentos ecológicos y naturales directamente desde el productor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *