“Más alimento, menos desperdicio”, las cifras del desperdicio alimentario en España

Más alimento, menos desperdicio

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha presentado las cifras del desperdicio alimentario en los hogares españoles, unos datos alarmantes que indican que cada año se tiran a la basura más de 1.325 millones de kilos de alimentos. Los datos se han presentado en la última reunión de seguimiento de la estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, celebrada en el congreso gastronómico Madrid Fusión 2016, que ha tenido lugar esta semana en Madrid.

La cantidad indicada supone que se desechan más de 25 millones de kilos cada semana, o dicho de otra forma, el 4,5% de toda la comida que se compra. Las cifras tienen en cuenta tanto los alimentos sin procesar que se tiran porque se deterioran o caducan así como los alimentos cocinados que se tiran porque sobran. Entre los alimentos que más se tiran destacan las frutas y verduras frescas y el pan, mientras que una vez cocinados los alimentos se desperdician menos.

Junto a estos datos, el Ministerio ha presentado también un protocolo para seguir la evolución de esta cantidad de desperdicio de alimentos y una guía de buenas prácticas para reducirlo y evitarlo. La estrategia incide en que todos los agentes implicados pueden contribuir de forma directa o indirecta a reducir la cantidad de comida que se tira, y que para ello es necesario hacer la cadena alimentaria más eficiente. La guía proporciona claves para establecer métodos que les permitan identificar y corregir los puntos críticos en los que se generan estás pérdidas de alimentos.

El Ministerio ha recordado que el protocolo debe llevarse a cabo con criterios de transparencia y sostenibilidad y que su principal fin es propiciar un cambio real en la actitud y procedimiento de todos: productores, distribuidores, restauradores, consumidores finales… y también de las administraciones públicas. Sobre estas bases, las cifras de los alimentos desperdiciados se revisarán cada seis meses y se prevé que las acciones establecidas se cumplan en un plazo total de tres años.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *