Comercio justo

El sistema Comercio Justo  es una iniciativa para crear canales comerciales innovadores, dentro de los cuales la relación entre las partes se orienta al logro del desarrollo sustentable y sostenible de la oferta. Éste se orienta hacia el desarrollo integral, con sustentabilidad económica, social y ambiental, respetando la idiosincrasia de los pueblos, sus culturas, sus tradiciones y los derechos humanos básicos.

Mostrando todos los resultados (21)

El Comercio Justo es un sistema comercial solidario y alternativo al convencional que persigue el desarrollo de los pueblos y la lucha contra la pobreza. Si quieres marcar una diferencia en el mundo y unirte al movimiento del Comercio Justo convirtiéndote en un consumidor responsable te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro listado de productos de comercio justo.

¿Qué es el comercio justo?

Los productos de comercio justo tienen que cumplir varios principios: condiciones laborales y salarios dignas, rechazo a la explotación laboral infantil, igualdad de género, y respeto al medioambiente a través de prácticas respetuosas con el entorno. Para la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, se trata de un movimiento internacional “formado por organizaciones del Sur y del Norte. Su objetivo es mejorar el acceso al mercado de los productores más desfavorecidos y cambiar las injustas reglas del comercio internacional que consolidan la pobreza y la desigualdad mundial”.

Por todo ello, el Comercio Justo es considerado como una herramienta de cooperación.

El Comercio Justo constituye, además, un movimiento internacional formado por organizaciones del Sur y del Norte. Su objetivo es mejorar el acceso al mercado de los productores más desfavorecidos y cambiar las injustas reglas del comercio internacional que consolidan la pobreza y la desigualdad mundial.

En resumen, se basa en:

Condiciones laborales y salarios adecuados para los productores del Sur, que les permitan vivir con dignidad.

No explotación laboral infantil  

 Igualdad entre hombres y mujeres: Ambos reciben un trato y una retribución económica equitativa.

Respeto al medioambiente: Los artículos se fabrican a través de prácticas respetuosas con el entorno en el que se producen.