Trucos para ahorrar en casa y hacer tu hogar más sostenible

Ahorrar en el hogar

Casi siempre, conseguir grandes cambios implica comenzar por los detalles más pequeños. Por eso modificar o controlar algunos de nuestros hábitos cotidianos puede ayudarnos no sólo a ahorrar en las facturas sino a hacer de nuestra casa un espacio más sostenible.  Siguiendo estos sencillos consejos podemos conseguir ahorrar en el hogar, además de contribuir a que sea más respetuoso con el medio ambiente.

Ahorrar luz

  • Utiliza siempre bombillas LED o de bajo consumo.
  • Instala reguladores de luz, que permiten modular la iluminación necesaria en cada momento.
  • Elige el blanco o colores claros para pintar las paredes de tu casa. Así, se consigue una mayor luminosidad natural.

Ahorrar electricidad

  • Intenta no mantener la nevera y el congelador abiertos durante mucho tiempo.
  • Si vas a comprar electrodomésticos, asegúrate de que son de clase A (eficiencia energética alta). Aún mejor es que sean A+++.
  • Aprovecha que vas a utilizar el horno para preparar varias comidas. El horno consume mucha electricidad y así evitarás tener que encenderlo varios días seguidos. También es importante que no lo abras durante la cocción, ya que cada vez se pierde un 20% del calor.
  • Pon la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos. Así, también ahorrarás agua.
  • Vigila la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado. Una temperatura de 20-22 grados para la calefacción y de 23-25 grados para el aire acondicionado es suficiente. Calentar o enfriar más de lo necesario nos puede suponer un aumento importante en la factura.
  • No dejes los aparatos electrónicos en stand by, gastan mucho más de lo que puede parecer. Una solución rápida es usar regletas con interruptor de encendido y apagado.
  • Desenchufa el cargador del móvil o del ordenador cuando no lo estés usando.

Ahorrar agua

  • Un básico: cierra el grifo mientras no estés utilizando el agua (al enjabonarte, al preparar alimentos para enjuagarlos…). Parece obvio pero es uno de los detalles que menos se cumple.
  • Repara enseguida los grifos que pierden agua. Quizá pienses que sólo son gotas, pero pueden llegar a suponer litros al día.
  • Elige un dispositivo de doble descarga en la cisterna del inodoro: puedes ahorrar entre un 30 y un 50% de agua.
  • Instala perlizadores o aireadores en tus grifos. Se trata de elementos dispersores que mezclan aire con agua sin dar sensación de que se pierde presión y, por tanto, reducen el consumo cada vez que usamos un grifo.

Otros consejos para ahorrar en casa

  • Utiliza el fogón adecuado en tamaño para la cazuela o sartén que vayas a usar.
  • Recicla y organiza tu basura. Dobla bien los bricks, aplasta latas y botellas o desmonta los envases de cartón para que ocupen menos espacio. Puede parecer una tontería, pero aprovecharás mejor las bolsas de basura y generarás menos volumen de desperdicio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *